Acuerdos fundacionales

De PDRwiki
Saltar a: navegación, buscar
Este es un documento fundacional del Partido de la Red, por favor no lo modifiques.

“Como los primeros aventureros en recorrer destinos no visitados antes, tendremos que preguntarnos constantemente si estamos en el camino correcto”

  1. El objetivo fundacional primordial del Partido de la Red es el cambio de la cultura política para una Democracia en Red y la construcción de una comunidad amplia, activa y comprometida, más allá de nuestro partido, que participe diariamente y asuma responsabilidades cívicas. Este cambio es vehiculizado a través de la implantación del Software DemocraciaOS en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires
  2. Si bien la propuesta del Partido de la Red se articula en torno a software, nuestro propósito no es el desarrollo de software sino que el software desarrolle nuevas capacidades entre los ciudadanos. El software es una herramienta, lo que importan son las personas, sus conocimientos, sus hábitos, su vínculo con la esfera pública.
  3. La propuesta del Partido de la Red a la ciudadanía se basa en la tríada “informar - debatir - votar”. “Informar” supone facilitar el acceso a datos fidedignos y a los diferentes punto de vista, expresados de la manera más neutral posible.“Debatir” supone promover un diálogo en el que sea posible persuadir y ser persuadidos. “Votar” supone sentar posición sobre el tema informado y debatido, según las posibilidades que brinda el sistema político.
  4. El Manifiesto de la Red es la piedra angular de la doctrina del Partido, es la expresión concreta de su ideario, y debe guiar siempre la práctica y el pensamiento político partidario.
  5. El Partido de la Red sólo tomará postura sobre los temas de coyuntura en tanto afecten las Condiciones mínimas para una Democracia en Red.
  6. El Partido plantea la discusión y promueve que cada par exprese su opinión siempre que explicite que se trata de una postura personal y no de una partidaria
  7. El partido de la red, para medir su crecimiento, prioriza los indicadores relacionados con la participación del ciudadano en los asuntos públicos, como por ejemplo:
    1. la cantidad de ciudadanos que debaten y votan en DemocraciaOs y/o otras herramientas de software destinadas a tal efecto
    2. la calidad del debate y su impacto en la vida pública.
    3. la instalación en la agenda pública de las Condiciones Mínimas para la Democracia en Red
    4. el nivel de inserción y la distribución equilibrada del partido en el territorio físico, especialmente entre grupos y comunidades de diferentes recursos que no estén incluidos habitualmente en la vida política.
      No serán prioridad aquellos indicadores que refieren al alcance de nuestras comunicaciones o interacciones fuera de las herramientas específicas destinadas a conducir esos debates.
  8. El Partido de la Red no se plantea como una vanguardia que guía a los ciudadanos; estamos en el mismo camino, en el mismo proceso de aprendizaje que ellos.
  9. El Partido de la Red no propone democracia directa, ni encuestología: propone un esquema participativo colaborativo, basado en la inteligencia colectiva, para enriquecer la representación y fomentar el intercambio de opiniones entre ciudadanos.
  10. El Partido de la Red es un partido de la Ciudad de Buenos Aires orientado al poder legislativo de democracia local. Su responsabilidad histórica es aportar una herramienta hacia la Democracia en Red, que conviva y experimente con el sistema representativo actual, El Partido no tiene pretensión de verdad ni procura condicionar unívocamente el futuro de la democracia.
  11. El Partido de la Red no emprenderá su propagación a otros distritos. Su estrategia de expansión no es la colonización, es el contagio.
  12. En el Partido de la Red no hay lugar para los personalismos. Los miembros se expresan públicamente como pares y no como “autoridades”. No hay pares más pares que otros.
  13. Para el Partido de la Red no hay vieja y nueva política. Hay buenas o malas prácticas políticas. Fuera de las elecciones, la relación del Partido con los otros partidos políticos aspira a ser cooperativa y no competitiva. La descalificación de la clase política no es un recurso discursivo para los pares del Partido de la Red.

Acuerdos organizacionales[editar | editar código]

  1. Las prácticas organizacionales del Partido de la Red son dinámicas y se construyen a partir de la experiencia. Apuntan a forjar un espacio que experimente formas de organización abiertas, horizontales, desconcentradas y amorosas pero siempre alineadas con el cumplimiento de su objetivo fundacional
  2. El modelo organizacional del Partido de la Red no sigue líneas de subordinación jerárquica.
  3. El órgano soberano del Partido de la Red es una instancia presencial que hoy se llama “Lista Ejecutiva”. Sus decisiones se construyen por consenso
  4. El Partido de la Red es abierto a toda la ciudadanía a la hora de pronunciarse en los órganos legislativos locales. Para garantizar esa apertura, el Partido es restrictivo en el acceso al órgano soberano de decisiones partidarias (Lista Ejecutiva)
  5. La organización del Partido de la Red se construye sobre la confianza para garantizar un marco de profundo compromiso con el proyecto de modo tal que los representantes que salgan de su seno puedan ser leales a nuestro objetivo fundacional.
  6. En pos de respetar los tiempos de aprendizaje colectivo, el Partido de la Red no se mueve al ritmo del más rápido, ni al ritmo impuesto por otros actores políticos.
  7. El Partido de la Red saluda el pensamiento crítico y su organización aspira a dar sus debates alentando la sinceridad y el respeto entre los pares.
  8. El Partido de la Red se organiza en nodos de trabajo descentralizados que deben consultar al espacio soberano sus decisiones estratégicas e informar sus decisiones tácticas y sus manuales de procedimientos de manera tal que sean accesibles para todos los pares. Los nodos deben arribar a sus decisiones por consenso; en caso de no lograrlo, llevarán las diversas posturas al órgano soberano para su debate y definición. En cualquier caso, el órgano soberano tendrá poder de veto sobre las decisiones a las que arriben los nodos.